lunes, 18 de agosto de 2008

ESCUELAS DE FIESTA


Las Unidades Educativas Estadales “Luis Roberto Casado” y “Santa Ana”, están de fiesta.- La primera por recibir la Orden “Mariano Martí”, que otorga el Consejo Municipal por sus 60 años de labor a favor de niñas y niños de la comunidad de El Loro.- La Escuela Santa Ana por haber cumplido el 12 de Octubre, 36 años al servicio de la comunidad de San Casimiro.-
Al ilustrar la historia de la escuela de El Loro es necesario conocer y recordar la desinteresada labor desempeñada por Doña Consuelo de Villegas, quién llegó a esta comunidad el 24 de octubre de 1943.- Esta mujer de profunda sensibilidad humana comenzó a desarrollar actividades de carácter social, educativa, política y religiosa.- Sacando tiempo de su dedicación a Evaristo Villegas, su esposo, se entrega a la enseñanza de la lecto-escritura y la catequesis entre los habitantes de esta laboriosa comunidad campesina.- Al mismo esta infatigable mujer comienza a diligenciar ante organismos del estado una escuela para El Loro.- En el mes de marzo de 1946 comienza a funcionar, en una casa de bahareque y de su propiedad, la escuela con la preceptora Filomena Ostos, en el sitio denominado “El Pegón”.-
Pasado el tiempo, en terrenos donados por Doña Consuelo de Villegas, se construye la planta física y se le da el nombre de Concentrada Nº. 4, bajo la coordinación de la docente Juana Requena de Fuentes.- Para el año 1963 – 1964, la escuela es graduada y se le da el epónimo a la institución de “Luis Roberto Casado”.- Luis Roberto, es hijo ilustre de San Casimiro y fue educador y poeta.- Junto con su hermano Eleazar Casado y el poeta Augusto Padrón, fundaron el periódico “La Voz de Aragua”.-
Con respecto a la Escuela Santa Ana; en marzo de 1955, se coloca la primera piedra para la construcción de esta estimable institución.- En el discurso el ilustre cronista Lucas Guillermo Castillo Lara, con motivo de tan recordado acto, pronuncia estas palabras: “La antigua casona desaparecerá, se derrumban las viejas paredes sobre el recuerdo de las crujientes mecedoras; cesará el canto desvelado del tinajero sonoro, caerán al filo del hacha los altos árboles, pero el recuerdo de Monseñor Castillo, quedará prendido en este sitio, porque en este lugar y para el servicio de Dios, el honor de los Castillos, quiere elevar un Castillo de honor: templo y escuela, para la juventud, que es la porción más pura de la patria.- Y este castillo de honor tendrá un nombre: se llamará Santa Ana.- Aquí la madre.- Allá en Güiripa la hija.- Y esto traduce la gran verdad de esta tierra.- San Casimiro de Güiripa como la llamaron sus fundadores y Güiripa de San Casimiro como lo han hecho sus hijos.- En este pueblo: Santa Ana con su hija; en el otro caserío la Virgen Auxiliadora con su madre”.-
Fue más adelante, el 12 de octubre de 1970, cuando la escuela pasa a ser regida por la Secretaría de Educación de la Gobernación del Estado Aragua.- Esta hermosa invención la tenían en mente Magali Urrutia, Ligia Páez y Teresa Bolívar, que junto a los curas Herminio y Pedro y bajo la guía espiritual de Monseñor Feliciano González, sembraron en la gente de este San Casimiro la enseñanza más sublime que puede imaginar un ser humano, como lo es la de educar a sus semejantes, como muy bien lo dejó establecido el Libertador.- “El objeto más noble que puede ocupar al hombre: ilustrar a sus semejantes”

POR: Salvador Rodriguez