sábado, 4 de octubre de 2008

Eleazar visita la plaza Bolívar

*A la memoria de CARLOS D’ MILITA y ELEAZAR CASADO


Camina silencioso por la vía
las casas todavía dormitan
un frió neblinoso impregna el día
y en la Plaza los árboles tiritan


Cuando sale de la casa
ve cosas hechas pedazos
y desde lo alto de la plaza
le ve cara de payaso


Muy de mañana hace el recorrido
la sombra sigue en el camino
caviloso observa el cruel destino
que le inflige inadecuado desatino


Recuerdos vienen a su mente
-que dirá Carlos en el cielo?-
la destrucción significa la muerte
para la historia, sempiterno duelo

¡Gracias Dios no han tocado la figura!
De nuestro Padre El Libertador
Incólume permanece la escultura
Que mira el malagradecido desamor.



08 de Abril de 2005