jueves, 30 de julio de 2009

Guiripa y su Santa Patrona

Salvador Rodríguez



Guiripa está situada al norte de San Casimiro de Guiripa. Es Parroquia de este Municipio y en su deleznable topografía verdosa y cristalina, conviven altas montañas y ríos como el Guambra y el Guiripa, junto al hombre de Roncador, Carutico, Guambra, Bramador y Tierra Negra .Hombre que cuece tierra y sudores para sacar mejor provecho de este lugar bendito por la bendecidora providencia.

Es tierra de café y de cría de pavo. Es lugar de ordeño de ganado y de queso de mano. Es sitio de santidad y de leyendas. Primero fue Guiripa y un tanto más, San Casimiro de Guiripa. Es mezcla de dioses y de Dios. En tiempos preliminares fue tierra, ríos, montañas y anímales. ¿De dónde salió Guiripa? Del indio que a pie firme se hizo dueño de estos parajes, aledaños a Las Dolores del Estado Miranda. Luego de Nofre Carrasquer o de Onofre, como también se le conoció. Quizás, en sus arranques, con dos nombres, experimentaba o molía argucias ante el tesón de sus primitivos habitantes.

Los primeros pobladores la llamaron Guiripa, y es “Voz indígena que nombra a una sarta de cuentas hechas de caracol, llamadas también quiripa (quirpa es una derivación de este vocablo) y que servía para intercambio comercial, adorno y ofrendas a sus dioses”. En época de la colonia fue de Nofre Carrasquer que era Mercader, Licenciado, Capitán, Alguacil Mayor y Alcalde. Después en el tiempo fueron, en estricto orden, de los Marqueses de Mijares, Joseph Teodoro García y Rosalio Castillo Clavo. Este nació en la población de Tácata del Estado Miranda, como también lo fue Josefa Arteaga, su esposa, con quien tuvo una hija llamada Juana. De Tácata salieron hacia las tierras de Guiripa y se aposentaron en ellas en el año de 1.831.

Los Castillo – Arteaga, eran agricultores y se dedicaron con ahínco a la siembra de café que luego continuaron sus hijos. Allí en Guiripa nacieron Toribia, Josefa, Mercedes, Lucas y Manuel. Este último contrae matrimonio con Ana Dolores Hernández y fruto de esta unión nacieron Rosalio, Lucas y Manuel Enrique. Rosalio, el mayor, va a ser el padre del historiador y cronista Lucas Guillermo Castillo Lara y del Cardenal Rosalio Castillo Lara. Lucas, el segundo de los hijos, fue sacerdote en San Casimiro de Guiripa, Obispo de la Diócesis de Coro y Arzobispo de Caracas y primado de Venezuela.

Don Manuel Castillo Arteaga, fue un hombre de profunda fe cristiana y concibe la idea de erigir una capilla en la comarca de Guiripa. En su época de estudiante conoce a un amigo, nacido en la Habana, Cuba, quien más tarde va a ser sacerdote. Este cura lo llamaron Ricardo Arteaga Montejo, que fue Presbítero en Río Chico, El Guapo, Cúpira y Guarenas. Este sacerdote era devoto de Maria Auxiliadora de los Cristianos y es quien da la idea a Manuel. Ricardo y Manuel compartieron aulas en el colegio Roscio del doctor Aranguren y del doctor Olegario Meneses. Al poco tiempo Ricardo, tuvo que irse a Cuba y Manuel a Guiripa. Al regresar el cura Ricardo de Cuba, obtiene el doctorado en Ciencias Eclesiásticas en la Universidad de Caracas. De esa amistad entrañable, nació la devoción de Manuel por María Auxiliadora de los Cristianos, Patrona de Guiripa.

El 31 de enero de 1.896, el Obispo Felipe Neri Sendrea coloca la primera piedra para edificar la primera capilla en suelo venezolano, en honor a María Auxiliadora de los Cristianos. Hoy, Guiripa, es lugar de la propagación de la devoción de San Juan Bosco. El 24 de mayo, guiripeños y sancasimireños festejan su fe en esta advocación de la virgen María, como también lo hicieron el 22 de mayo en el décimo segundo festival infantil Quirpa Escolar en honor a la leyenda de Quirpa y donde participan las diferentes escuelas del municipio San Casimiro.

1 comentario:

janeth dijo...

Me encanta haber encontrado este blog ver el pueblo donde pase mi infancia la capilla de nuestra sra Maria Auxiliadora que esta cerca de la casa de mi familia seguro que los conocen la familia padrón que son numerosos y muy buena gente.hermoso pueblo de guiripa te recuerdo siempre.